Miercoles 26 de Julio de 2017 - Hora:

Agregar a Favoritos
CPIAyA como Inicio

Herramientas y Formularios Utiles
Agenda de Eventos

No existen eventos a realizarse


Eventos Anteriores

Visitas de hoy: 70
Visitas de ayer: 325
Total de visitas: 1574627
Entrevista

”EL ARTE ES UN TRABAJO QUE ME DIVIERTE TANTO COMO MI PROFESIÓN”

Entrevistamos a la Ingeniera María Susana Mutinelli.

02-09-2015 | Entrevistamos a la Ingeniera María Susana Mutinelli, presidente del Jurado de Ética Profesional de nuestro Consejo, una profesional que además de ser ampliamente reconocida en nuestro medio, es una artista plástica que disfruta tanto de su profesión como de las obras que pinta. No es muy habitual encontrar profesionales de la ingeniería que se dediquen al arte, por lo que le preguntamos abiertamente sobre su vida profesional y artística, disfrutando de la entrevista.
 
¿Cómo se relacionan la ingeniería y la pintura en su vida?
Ambas están presentes por igual en mi vida. La ingeniería, por ejemplo, contribuyó al arte en el manejo del dibujo técnico, sobre todo, en el dominio de la perspectiva y la pintura en lo estético aplicado al trabajo profesional. Después de trabajar más de treinta años en el Instituto de Viviendas de Corrientes, en la parte de obras, en la Gerencia de Obras, en el control de gestión, creí que había cerrado un ciclo y me retiré. Trabajé en obras particulares y tengo la suerte de poder elegir que obras quiero hacer o no, y el arte, que algunos dicen que es un escape para ellos, yo, en cambio, lo tomo como un trabajo más. Me divierte, me gusta, al igual que mi profesión, y, al igual que en ella, soy muy responsable con lo que hago y me siento una persona satisfecha de lo que he logrado, aunque pretendo seguir creciendo, hacer cursos, aprender más, incluso generando cambios en mi propio arte. Yo soy feliz cuando comparto mi obra, es decir, la obra es de aquel que la hace y del que la ve, del observador. Me gusta que mi obra sea aceptada, escuchar la crítica, probar nuevos estilos, crecer en lo que hago, sé que tengo que seguir creciendo. Hoy puedo dedicarme más a la pintura y eso me lleva a pensar en tener más libertad en mi obra. Yo tengo un estilo realista y eso me encasilla, no me permite la libertad que se da en el abstracto, en lo surrealista, en este momento siento que tendría que hacer algunos cambios. Siempre tuve este estilo, que consiste en que lo uno ve lo pinta y hoy, creo que podría cambiar.
Habla muy segura de sí misma. ¿Qué le dio esa libertad se da en el arte y en la profesión también?
Yo me siento muy satisfecha de lo que he hecho. Después de treinta y cuatro años de haber cumplido un trabajo responsable, cuidadoso, en un mundo en donde la gente no asume su responsabilidad en nada, ni en la familia, la profesión o las relaciones de todo tipo. Creo que eso me ha distinguido, mi responsabilidad. Y mis colegas me lo han reconocido. Tal es así, que hoy ocupo la presidencia del Jurado de Ética del Consejo Profesional de Ingeniería, Arquitectura y Agrimensura de Corrientes, algo que conlleva una enorme responsabilidad y para el cual fui elegida por mis pares. Siempre tuve ese reconocimiento de mis pares. Cuesta mucho, como mujer, demostrar que se puede ser buen profesional, madre, esposa, en la sociedad en la que vivimos. Pero es difícil. En todos los aspectos. Con carácter y firmeza en mis convicciones he podido hacerlo. Por suerte he trabajado con personas que han tenido un pensamiento similar, una conducta y una forma de trabajo parecida que me permitió estar más de treinta años trabajando juntos. Siempre trabajé con varones, y son muy buenos compañeros, siempre lo remarco. También es importante señalar que no hubiera logrado todo lo que hice sin haber tenido un espectacular compañero de ruta, mi esposo, y dos hijos que me han y me siguen enorgulleciendo. A ellos les debo mucho de mi éxito personal. Igual soy muy exigente conmigo misma y cuando inicio algo lo finalizo, no dejo obra sin hacer como yo la quiero hacer.
¿Cómo fue que comenzó en su trabajo artístico?
Hace veintiún años, más o menos, empecé con la pintura, es decir a exponer.  Allá por el año 1992, todo era obligaciones, obligaciones y más obligaciones y, en ese momento, me aconsejaron que hiciera lo que me gustaba. En aquel instante, pensé en lo feliz que era cuando iba al taller de bellas artes en la escuela. Justo cuando fui a buscar un profesor, no lo conseguí y comencé por mis propios medios. Fue tan malo lo que hice que me dije a mí misma que tenía que seguir aprendiendo. Cuando volvía a mi casa y mis hijos se iban a dormir, me quedaba tiempo y seguía aprendiendo, pitando, creciendo. Justo en esa coyuntura, el director del Camba Cuá, Tabaré Asuad, me preguntó que hacía y le dije que pintaba sobre el carnaval. En ese entonces, también, no se desarrollaban los carnavales y él tenía algo especial con esa fiesta. Una vez que se las presenté mis obras, me pidió exponerlas y acepté. Porque desde el principio, mi idea fue que mi obra no quedara dentro de mi casa, que fuera vista por muchas persona que lo disfrutaran tanto como yo. Hay personas que creen que el arte no es significativo en su elección de compra, que tienen otro interés en su vida, debido a diversos temas, incluyendo lo cultural, la costumbre, por eso es importante darlo a conocer desde todos los aspectos y saber que todos pueden ser artistas si tienen ese talento natural que se siente dentro. Todo lo que uno pueda hacer, debe darlo a conocer, porque no solamente uno permite mover económicamente su propio lugar de origen, por ejemplo, en mi caso, vidrios, pinturas, pinceles, accesorios, marcos, y otros, sino que además, contribuye al desarrollo cultural de la sociedad.
¿Qué le recomendaría a los que nos leen y quieren dedicarse al arte?
Que deben intentarlo. Que no deben hacer del arte una asignatura pendiente en la vida. No todos nacen con una condición innata para el arte y aquellos que lo hacen deben poder desarrollarla. Como en la profesión que elijan, cualquiera fuere, en el arte se aprende todos los días y se debe estar dispuesto a aprender, a cambiar, a renovarse, porque, como dije antes, no hay que tomarlo como un pasatiempo o un escape, es un trabajo que necesita que seamos responsables con él.
 
La Ingeniera María Susana Mutinelli, en el marco de la reunión de la Federación Argentina de la Ingeniería Civil, que se desarrolló en nuestra ciudad los días 27 y 28 de agosto pasados, colaboró con la organización del evento y sus obras fueron expuestas en la reunión.


Autor: CPIAyA



Enviar Nota a un Amigo | Imprimir Nota

Archivo de Noticias

Buscador de Noticias

Archivo de Imagenes Links de Interes


Inicio · Institucional · Noticias por Deptos. · Matriculados · Todas las Noticias · Enlaces · Newsletter · Contacto


Copyright © 2017   |   CPIAyA (Sede Central) - Corrientes - Rioja 1240 - Tel: (0379) 4426991 / 4426913

CONINFO.NET